dissabte, 30 de novembre de 2013

Sentiments


Trob en aquesta tardo de pluges  sentiments trobats , com ara aquest ; no propis  peròque en seveixen per expresar  un estat d´anim ara proper . L´alegria de saber-nos encara humans i la lucidesa que ens dona  la poesia per encarar la crua realitat.










                                                                                        Fotografía de Sarah Ann Loreth


La esquina le quedó grande,

la vereda era de dos por tres,
los tacos le quedaron altos
se le encorvaban los pies.
La noche le quedó inmensa
eran tan pocos sus dieciséis,
para desafiarla de frente
y pararse al derecho y revés.
La esquina le quedó grande
el miedo no es compañero fiel,
el maullido de un gato enamorado
le hizo añicos la sien.
Los minutos se hicieron días
el alma se le hizo piel,
se le escapó la valentía
galopando un negro corcel.
Y se quedó con su inocencia,
y un dulzor helado en su ser,
quizo huir de la noche
dejarlo todo y correr.
Recordó la heladera vacía,
la tripas silbando, sin comer
y maldijo la pobreza amarga
su vida, sus sueños y la ley.
Tomó aire de la noche,
se juró a sí misma no volver,
hasta que hiciera una moneda
para comprar para comer,
Un auto de publicidad
con el nombre escrito en inglés,
le fue cercando los ánimos 
a centímetros de sus pies.
El cristal se bajó un poco,
en las sombras no pudo ver
el hombre le dijo !Cuánto!
subió sin responder.
Un silencio de muerte,
le heló la sangre en diez, 
se persignó en silencio
rogando a la Virgen volver.
El auto se movió de prisa
entró de lleno al motel.
el hombre estaba apurado
un trámite más para él.
La noche quedó afuera,
y sus sueños y su niñez,
entró el dolor, la pena
la angustia y la tristeza a la vez.
El hombre la nombró "puta", 
y le arrancó el alma de una vez,
le partió en dos el cuerpo
y le mato la niñez.
La dejó en la esquina de antes,
un tramite más para él,
ella se quedó inmóvil, 
como las estatuas de Miguel.
Una madonna sin vida,
con el cuerpo hecho hiel.
y sus ojos de océano
húmedos de llanto y miel.
La noche le quedó grande
eran tan pocos sus dieciséis...



Alicia Peressutti (Ucacha, Córdoba, Argentina, 1969)



http://emmagunst.blogspot.com.ar/2013/11/alicia-peressutti-la-esquina-le-quedo.html



Salut , alegria i poesia.


p-d La propera entrada collita propia , léstic enllestint.Gràcies.