diumenge, 18 de gener de 2015

Thích Quang Duc












EL 2527 ANIVERSARIO DE BUDA

Cuando la caravana paró, Quang Duc

se bajó del automóvil y se sentó en la calle.

Cruzó las piernas,

y los demás monjes y monjas fueron creciendo como pétalos alrededor.
Desafiaba al sol de la mañana

luchando por respirar

entre visiones celestiales.

¿Podrán sus ojos exorcizar a los hombres?

Una bocanada de aceite de menta

suavizó el grito de alguien. El horror se hizo carne.

Ardía como un haz de varitas de incienso.

Un viento fuerte que había empezado en California

avivó las llamas, pasó las páginas de la vida

dejando sólo su corazón intacto.

Las túnicas azafrán ondeaban reverenciando a un bidón de gasolina.

YUSEF KOMUNYAKAA, Dien Cai Dau, Valparíso Ediciones.


                                 Información :         THICH QUANG DUC